dimarts, 9 de juny de 2009

5. Hidrografía

A la hora de hablar de la hidrografía de Noruega debemos tener en cuenta tres elementos: los ríos, los lagos y los glaciares, y de todos ellos, a diferencia de en la mayoría de los países, los ríos son los menos importantes. Los ríos noruegos son cortos, rápidos y caudalosos. Caen, con una gran pendiente sobre las aguas de los fiordos. Las cascadas son innumerables. Tienen una alimentación nival, por lo que la época en la que llevan más agua es en el verano, durante el deshielo. El resto del año, la mayoría de los ríos permanecen congelados.

La gran cantidad de hielo hace que los ríos aparezcan por todas partes, desde los valles hasta las cumbres de las montañas, detrás de las morrenas, con circulación hacia el mar o hacia los lagos; y nacen en glaciares, lagos y zonas pantanosas. Los ríos noruegos no son navegables, aunque sí se usan para transportar madera, o como pistas para trineos cuando están helados. Pero la gran utilidad de los ríos noruegos, gracias a los grandes desniveles que deben de salvar, es la producción de energía eléctrica, y motora, para la industria tradicional que mueve sus ingenios aprovechando la abundancia del agua.


Fotografía por satélite de la costa noruega

Los valles noruegos, tanto los fluviales como los glaciares, tienden a ser estrechos, rectilíneos y paralelos entre sí. Han tajado en el relieve profundos valles, llenos de gargantas y cañones, en los que se combina la morfología glaciar y la fluvial.

El principal río noruego es el Glomma, que tiene 611 km de longitud. Nace al sur de fiordo de Trondheim, y desemboca en el Skagerrak, junto a Fredrikstad. Entre las más famosas cataratas de Noruega se encuentran las de Valor Fos (de 350 metros de altura), las de Vettis (de 256 metros de altura), las de Vorin Fos (de 160 metros de altura) y las Siete Hermanas, que caen sobre el fiordo de Geiranger.

Los lagos en Noruega son innumerables, aunque no muy grandes. La mayoría de ellos no son otra cosa que ensanchamientos repentinos que aparecen a lo largo de los valles, por lo que ejercen una importante labor de regulación de las crecidas. En conjunto ocupan sobre un 2% de la superficie del país.

El lago más importante de Noruega es el el Mjoesa que tiene unos 368 km². Se encuentra al norte de Oslo, en el sur del país. Otros lagos importantes son el Aurenden, el Femund y el Stor, que se encuentran en las mesetas, a muchos metros sobre el nivel del mar.

Los glaciares y las áreas nevadas aparecen por todo el país, en el sur en las montañas, y en el centro y norte descienden hasta el nivel del mar. La más extensa es la de la península de Gregsfjord, que tiene hasta 1.000 metros de espesor. Otras áreas glaciares importantes son el glaciar de Hardangerfjell, y el glaciar de Jostedalsbreen, cerca de la ciudad de Ulvik, que tiene 815 km² de extensión. Es el glaciar más grande de la Europa continental.


Imagen de Fiordo noruego


Bibliografía:

- www.britannica.com


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada